Crònica Del Planeta Ki

- Fecha -

2003

- Lugar -

Port, Xàbia

- Idioma -

Valenciano

Desde la bahía de Jávea, este maravilloso lienzo de la Naturaleza, enmarcado entre los cabos de San Antonio y San Martín y unidos por la mágica línea del horizonte, que esperamos siga contemplándose así, por muchos años, desde cualquier lugar de Aduanas: Buenas noches, bienvenidos al Ajedrez Viviente de Jávea.

Con estas palabras de la presentadora, Irene Wittwer, que arrancaron la primera ovación de la noche, dio comienzo la representación haciendo olvidar a los espectadores el retraso producido por una avería de última hora en la megafonía.

A continuación, el Presidente de la Comisión de Fiestas Mare de Déu de Loreto y el Alcalde, Juan Moragues, entregaron una placa conmemorativa al niño Quico Miralles, y unas esculturas de Tomás Sivera, a Pepa Guardiola (narradora y autora de la historia de este año), y a la Invitada de Honor, la judoka alicantina Isabel Fernández, medalla de oro en Sidney, que está considerada como la mejor deportista de toda la historia de nuestro país, siendo una firme candidata a los Premios Príncipe de Asturias de los próximos años.

Esta edición llevó por título “Crónica del planeta Ki”, una historia escrita expresamente por la autora para el ajedrez viviente. El argumento, que estaba enmarcado en un planeta imaginario, fue una alegoría de la interacción de la naturaleza y la civilización.

Las blancas encarnaron al bando de la naturaleza y las negras al de la civilización, con un vestuario y maquillaje, preparado por Mari Ros, Rosa Miralles, Carmen Vicens, Vicenta Andrés y Mª José Cholbi, que recibió todos los elogios, al igual que la decoración del escenario de Pepa Ferrer, Pepita y Conchita Bertolín. También intervinieron en el protocolo José Cardona, Dionís Henarejos, Vicente Gavilá, Francisco Pastor, José Buigues y Gaspar Moya; como regidor y director musical José Mata; Isabel Henarejos y Alain Vandeweghe en la dirección de escena, y corriendo la dirección a cargo de Rafael Andarias.

La obra, que estuvo acompañada por una escogida selección musical, tuvo momentos brillantes, con escenificaciones acompañadas de efectos especiales y de sonido que atraparon al público desde el principio. El inesperado desenlace con la moraleja de la historia marcó el punto álgido y fue un motivo de reflexión para todos los presentes.

Por último sólo resta señalar que los auténticos protagonistas, la treintena de niños y niñas que encarnaron a los peones y piezas (y que por razones de espacio no podemos citar a todos), así como los reyes, Christian Vandeweghe y J. Roberto, y las reinas, Esther Cardona (Regina de les Fogueres) y Noemí Cardona, bordaron su actuación, pese a los nervios de última hora, por las razones apuntadas anteriormente, debidas a causas ajenas a la organización. En definitiva, un éxito más del AJEDREZ VIVIENTE DE XÀBIA que prosigue con su andadura.